ARTE: SURREALISMO

André Bretón escribe “El primer manifiesto surrealista”, donde dice: “SURREALISMO: sustantivo, masculino. Automatismo psíquico puro por cuyo medio se intenta expresar verbalmente, por escrito o de cualquier otro modo, el funcionamiento real del pensamiento. Es un dictado del pensamiento, sin la intervención reguladora de la razón, ajeno a toda preocupación estética o moral”.

***

Fragmentos de literatura argentina que pueden ser leídos en clave surrealista:

Leopoldo Lugones en Las Montañas del oro con la seducción del mundo a través de lo mágico, lo cósmico, el símbolo, el misterio ontológico, las alucinaciones, las comarcas vedadas del ensueño y la realidad intraducible y desgarrante:

“Y he aquí que todas las torres han caído, y que mi alma, suspensa en los aires como una lámpara apagada, mira descender a Dios sobre la Torre de Oro, única, y sobre los hombres, y que los hombres miran a Dios de frente. Y entonces, la armonía de los cielos, parece como si sobre una herida vieja se derramara un ungüento de perlas finas; como si cada pecho estuviera lleno de música, como si cada mano estuviera puesta sobre la cabeza de la Amada, como si cada lengua fuera un cantero de violetas.”

surr 1 Horacio Quiroga también aporta ejemplos en Colores, con planos de complejidad espiritual: “Era una rosa que tenía nueve colores y el primero de éstos era un aguijón para los malos hombres. Azul-violado-gris-roja-verde-oscuro-blanco-perla-lila. No era menester que fuera. Dado que la primera palabra es en sí precisa hubimos de meditar todo aquel largo día sobre nuestra pretérita afirmación, siempre expresada por ellos -buenos o intranquilos-, para una dolencia que en verdad supo ser inmotivada a una hora en que las ojeras debían estar fatigadísimas por un angosto valle de silogismos donde no fuera sensato detener la marcha.” cibermitanios.com.ar

Oliverio Girondo es otro exponente, con pasajes ultraístas y surrealistas. En Veinte poemas para ser leídos en el tranvía, Calcomanías y Persuasión de los días, la realidad es intuída por entre visiones lúdicas, palabras liberadas de toda significación, ironías, emotividades y constelaciones fluidas de imágenes. Pero donde más reafirmó la autenticidad del surrealismo es en En la masmédula:

“Las pupilas las órbitas han perdido la tierra los espejos los brazos los muertos las amarras el olvido su máscara el tapir no vidente el gusto el gusto el cauce sus engendros el humo cada dedo las fluctuantes paredes donde amanece el vino las raíces la frente todo canto rodado su corola los muslos los tejidos los vasos el deseo los zumos que fermenta la espera las campanas las costas los trasueños los huéspedes sus paneles los núbil las praderas las crines la lluvia las pupilas su fanal el destino pero la luna intacta es un lago de senos que se bañan tomados de la mano.” surr 3

Otro tipo de visión surrealista la encontramos en poemas de Jorge E. Ramponi. En cantos de El denodado aparece la violenta desesperación humana ante la indescifrable variedad del cosmos, la angustia, las interrogaciones, invenciones y los apóstrofes; todo en lenguaje sonoro y juegos verbales:

“Alguien que al fondo del pavor calla y escucha alguien que soy yo mismo mira en mis manos como un cruel espejo.” surr 4

Fuente: Alfredo Canedo

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s